Educación Emocional, Empleo - Emprendimiento

Conflictos en el trabajo

En muchas ocasiones los gerentes de empresas se encuentran con dificultades a la hora de gestionar conflictos entre el personal de las mismas, o incluso no son conscientes de la situación que puede estar dándose en la oficina hasta que esta termina “explotando delante de sus narices”.

Debemos entender que en el día a día del trabajo, como ocurre en cualquier ámbito de la vida, tenemos que enfrentar circunstancias laborales que suponen confrontación, oposición y puntos de vista que pueden ser totalmente antagonistas. Es por ello que se hace imprescindible desarrollar estrategias para poder solventar dichas circunstancias con inteligencia emocional.

Podríamos realizar una clasificación de los tipos de conflicto que pueden desarrollarse en el ámbito laboral, pero quizás lo más interesante es analizar las causas más comunes que dan lugar al desarrollo de esos conflictos:

Debido al uso de recursos

Para llevar a cabo nuestro trabajo necesitamos diferentes herramientas y recursos, y estos suele ser elementos de disputas entre compañeros. “Que yo quiero utilizar el proyector y resulta que mi compañero se ha apoderado de él para sus clases” “Que si el coche de la empresa parece el vehículo particular de pepito” “Que en el office nadie repone los azucarillos y las galletas” “Que manolita parece que se come la cinta correctora” “Que juanillo se ha cargado la impresora”

¿Qué deberíamos tener claro? Pues que todos los recursos y herramientas que tenemos en la oficina son un bien común. Y aunque suene un poco obvio, debemos de tratarlos igual o mejor que si fuesen propios.

Debido a diferentes interpretaciones

Cada persona puede interpretar la realidad desde un prisma diferente, debido a sus experiencias personales que hacen que genere una u otra personalidad. Y por supuesto según las necesidades que tengamos en cada momento. Esto hace que cada persona enfrente los conflictos de una forma diferente, y a la hora de trabajar en equipo sepa gestionar y buscar alternativas para solucionar estas interpretaciones diversas de la mejor forma posible.

Debidos a objetivo o estilos de trabajo diferentes

Hay un refrán que dice que “cada maestrillo tiene su librillo”, y esto en el ámbito laboral se cumple “al dedillo”. Cada persona tenemos una forma distinta de organizarnos, porque cada uno hemos tenido y tenemos un estilo de aprendizaje diferente. Por ello es importante que los equipos de trabajo se constituyan teniendo en cuenta las diferentes personalidades y estilos, para crear equipos que tengan roles diversos que se complemente. De este modo habrá menos conflictos y los equipos serán más eficientes y efectivos.

Debido a la presión laboral

Vivimos en la sociedad de “tareas para ayer”. En el ámbito laboral es importante saber gestionar los tiempos de trabajo, manejar el estrés, y ser capaces de desarrollar trabajos por necesidades o urgencias. Es importante contar con una buena planificación y gestión de tareas para evitar conflictos derivados de la presión en el trabajo.

Debido a las políticas empresariales

Según ha ido pasando el tiempo he observado como muchas personas llegan a tener conflictos incluso intrapersonales, por estar desarrollándose profesionalmente en una empresa en la que no acaban de encajar. Y es que muchos trabajadores no conoce las políticas de empresa en las que se determinan las condiciones para los trabajadores.

Para prevenir estos y otros conflictos en el ámbito laboral es importante establecer una buena comunicación dentro de la empresa, de modo que los trabajadores estén en contacto con los superiores y que no llegue la información sesgada o incompleta. Debemos también tener claro cuáles son las funciones de cada cual y las vías de comunicación entre todos los miembros del equipo. Es importante saber cómo reaccionar ante personas tóxicas, ante situaciones estresantes… pero también lo es, ser responsable para con nuestro equipo y empresa.

Escribe un comentario

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más Información

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

Cerrar