Educación Emocional

Personas cristalinas

La vida nos lleva muchas veces a sufrir determinadas circunstancias que calan en lo más profundo de los huesos. Que hacen que te entren tiritonas o escalofríos y que te llevan a reflexionar como nunca antes lo habías hecho.\r\n\r\nEntonces, te das cuenta de que acabas de recibir un gran aprendizaje. De esos en los que o te das de bruces o “te das de bruces”, porque no hay otra forma de aprender. Eso es,  aprendizaje. Aprendizaje porque a partir de ese momento algo va a cambiar en ti, en tu forma de entender y de enfrentar esa situación o a esas personas.\r\n\r\nCuando vives en tu piel determinadas circunstancias, te sientes decepcionado. Por un lado con la persona o personas en cuestión, pero en el fondo, también contigo misma por no haberte dado cuenta antes de lo que estaba ocurriendo.\r\n\r\nNo hace mucho leí en internet que cuando vivimos una situación que nos genera ansiedad y estrés, esto va alterando nuestra biología y que nos afecta físicamente de manera evidente. Y es cierto que, dependiendo de las personas, determinadas situaciones pueden llegar a afectar en mayor o menor medida y visibilizarse a través de malestar, o efectos físicos. Doy fe.\r\n\r\nEn la amistad, en el trabajo, siempre estamos aprendiendo de una u otra forma. Y quizás esta no sea la mejor manera, o la más cómoda, pero también aprendemos a partir del engaño, la decepción, la mentira…\r\n\r\nQue difícil se hace a veces encontrar algo o alguien real, transparente, traslucido. Qué difícil identificar a personas cristalinas.\r\n\r\n¿O es al revés? Y es tan fácil ver a través de lo cristalino que a veces no nos damos cuenta de que lo tenemos delante, y ¿dejamos escapar a esas personas u oportunidades?. ¡Quien sabe!\r\n\r\nTodos vivimos dentro de nuestra propia burbuja de cristal. (Algunos más bien viven en “un mundo piruleta”) Como esas esferas de agua que tienen bonitas figuras a las que volteas y de repente “comienza a nevar”. Si, ¡como esas!\r\n\r\nSólo que en la burbuja real, a veces las purpurinas se convierten en arenas que parecen estar en calma, pero en cuanto se mueve un poco la cosa… se enturbia el agua de tal manera que  parece que todo comienza a tambalearse.\r\n\r\nCreo que nunca habrá personas cristalinas 100%, porque todos llevamos alguna que otra arenilla en los bolsillos. Pero… ¿y si intentamos mantener las aguas en calma? ¿Si en vez de remover aguas y arenas del pasado, nos dejamos llevar por las mareas presentes?\r\n\r\nDe todo se aprende, y no se trata de tropezar dos veces en la misma piedra, así que… “agua que no has de beber, déjala correr. ¡Déjala! ¡Déjala!”

2 Comentarios

  • Me encanta lo que has escrito Mayte! \r\nCiertamente; cuando la vida nos da ” patadas” es cuando esas personas que pernsabanos que eran ” cristalinas “o incluso amigas… van desapareciendo….\r\nUn amigo me dijo un día de la importancia de aprender a vivir sol@.\r\nY es muy cierto… se lo comenté a mi psicóloga y me dio una serie de pautas para aprender a no depender de nadie …ni de las ” aparentes cristalinas”\r\nUn abrazo enorme \r\nAlicia

    Responder
    • Muchas gracias Alicia!\nEl tiempo es buen consejero y nos va dando herramientas para ser resilientes. \nGracias por comentar.\nUn saludo

      Responder

Escribe un comentario

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más Información

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

Cerrar