Educación Emocional

Abrazos

Pasan los años y restan los abrazos. Siempre he sido muy besucona, achuchona… vamos, lo que se suele decir ¡cariñosa en toda regla!\r\n\r\nY me sorprende mucho ver como hay personas que te dicen “no es que yo no soy muy de dar besos/abrazos”. Entiendo que tendrán a alguien en casa que les cubra esa necesidad, porque para mí dar y recibir un buen abrazo es “vitamina para el alma”.\r\n\r\nEstá claro que no es lo mismo que te abrace una persona u otra, y que según la relación el sentir será diferente. Pero ¿no me digas que un buen abrazo a tiempo, sea de quien sea, puede reconfortar, apaciguar, reconvertir, sanar….?\r\n\r\nA veces pienso, que con el paso de los años nos olvidamos de las cosas simples que nos ofrece la vida, y que realmente son las que nos aportan esa chispa de frescura, que nos hacen volver a la niñez, que nos recuerdan que realmente somos personas.\r\n\r\nHay muchos tipos de abrazos. Los del “amor de madre”, que te acompañan con un puñado de besos de dulzura. Los de padre, fuertes y que acaban con una caricia de orgullo. Los de amantes, que hacen que te sumas en un profundo éxtasis de amor. Los de amigos que van acompañados de “alegría de verte”.\r\n\r\nLos hay de grupo, cuando festejas, compartes, disfrutas… Y los hay, de dos personas. De cuatro brazos entre lazados como los nudos de una cuerda marinera que aprietan. Lo hacen suave, casi sin darse cuenta pero están unidos. Y ante la adversidad se tensan, se aprietan fuerte para darse seguridad. Eso sí que es un abrazo. El que llega en el momento justo, te acoge, te mece, te protege. De esos abrazos que aprietan pero no ahogan. Abrazos en los que no hay palabras, solo un silencio que te susurra al oído: tranquila, estoy aquí. Y te hace sentir protegida, defendida, acompañada, aliviada. Y entonces sientes que nunca nadie te abrazará así, porque no conoces a nadie que te admire, que te defienda, que te proteja del mismo modo.\r\n\r\nNo hay mejores abrazos que los tuyos, hermano.\r\n\r\n 

Escribe un comentario

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más Información

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

Cerrar