Educación Emocional, Sin categoría

“Orbaya” sobre mojado

Sí. Orbaya. Y no es sólo porque esté en Asturias, y aquí lo llamemos así. Es que no es lo mismo esa lluvia que cae de repente y te quedas calada, que el agua fina que casi ni aprecias con sus gotitas livianas. Que parece pasar desapercibida pero cuando cae, te acaba empapando “hasta los huesos”.

\r\n

Últimamente tengo la sensación de que está ocurriendo eso mismo con las personas. A algunas se las ve venir. Son transparentes, sabes por donde pueden ir los tiros. Son lo que ves, para bien o para “un poco peor”, pero “son lo que hay”.

\r\n

Sin embargo, hay otras, que vienen como el orbayu. Con el silencio. Con un cielo que se va encapotando, cada vez más gris. Viene cayendo o dejándose caer… y lo que pretenden finalmente es ¡dejarte empapada!

\r\n

Empapada de duda y de preocupación. Empapada de inseguridad. Empapada de incredulidad. Empapada de cabreos, y un poco de rabia.

\r\n

Pero… “orbaya sobre mojao”. Y el tiempo y la experiencia, hacen que sepas donde encontrar el calor que te seque el alma. La lumbre de tu chimenea. Las brasas que te reconforten, las que te hacen recordar quién eres, qué eres, qué quieres.

\r\n

A veces será duro, nos encontraremos muchas dificultades y personas que pueden hacérnoslo difícil, incluso sin saberlo. Personas “de orbayu”, personas que quieren “ir de profesionales”, cuando hace cuatro días que se subieron al carro. Que desean lo que ven en los demás, y no les importa arrastrar y arrasar con todo lo que encuentren en su camino. Personas  basadas en sus intereses, con poca empatía, a las que no se les ha pasado por la mente pensar cómo pueden afectar a los demás sus actos, sus palabras, sus letras…

\r\n

32371450472_7da0880009_oQue no te importe. Porque siempre habrá un hogar en el que refugiarte. Una chimenea frente a la que acurrucarte, y donde podrás disfrutar del calor del fuego y del crujir de las ramas de un tronco al quebrarse con las llamas.

\r\n

32483002306_7837ebc338_knnnLa semana pasada he vuelto a ser partícipe del proyecto Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario. Durante un ratito he podido acompañar a los actuales técnicos asturianos, y a sus equipos, y compartir con ellos mi trayectoria profesional pero sobre todo mi experiencia como técnica en las lanzaderas. Y en mi charla, he hablado sobre la importancia de tener un ancla, de contar con algo que te amarre a puerto. Que te recuerde que hay que vivir la vida como “marineros”, pero sabiendo que aunque llueva, truene, caigan relámpagos o se ponga a “orbayar”… siempre habrá tierra a la vista.

\r\n

Ese ha sido uno de los grandes re-aprendizajes en los últimos tiempos. No hay que obsesionarse con el resultado, con la meta, con objetivo final… sino que hay que disfrutar del trayecto, pase lo que pase y le pese a quien le pese, sin olvidar lo que somos.

\r\n

Y si se pone a “orbayar”… ¡¡madreñes y paragües!!

\r\n

\r\n

\r\n

\r\n

\r\n

\r\n

\r\n\r\n

Fuente imagenes: Pixabay  ||  www.maytegarcia.com

Escribe un comentario

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más Información

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

Cerrar