Tecnología

Mi smartphone se ha tomado unas vacaciones

Aquí, por el norte funcionaba aquello de: ¿”Me picas”? ¿en el portal a las 21:45h? Y todos llegabamos puntuales a la cita. Bueno, todos menos esa amiga que todos tenemos que siempre llega tarde por no tener decidido el modelito o porque el pincelito de rimmel le ha jugado una mala pasada…\r\n\r\nY ahora… ¿¡qué hacemos para quedar, ahora?! Me pones un whatsapp, te llamo, me escribes por Face, te mando una nota de voz…  En fin, parece ser que dependemos totalmente de nuestros smartphones para desarrollarnos social, personal y profesionalmente.\r\n\r\nPues bien, he de compartir contigo que estoy en crisis: se me ha roto el móvil. Y así llevo una eterrrrna y larrrga semana. En la que apenas he hablado por teléfono, he contestado sólo los whatsapp por la app web, sólo he podido responder los mails desde mi PC, no he podido sacar fotos para Instagram… y ¡¡aquí sigo!! Lo he sufrido muchos los dos o tres primeros días, pero… he tenido la suerte de que el buen tiempo nos acompaña en Asturias y eso ha hecho más fácil mi adaptación a la situación. (Aunque reconozco que me estresa un poco el haber perdido algún que otro contacto que había en mi agenda… )\r\n\r\nHan sido unas semanas, por motivos personales y profesionales, de reflexión, de gestión de emociones, de puntos y finales y puntos de partida… y al final, lo que inicialmente fue un “marrón” sin móvil, me está ayudando en este momento de impass a que todo esto se haya convertido en un punto de inflexión, en un punto y a parte.iphone-518101_1920\r\n\r\nQuizás mi telefono móvil se haya ido de vacaciones, si, pero me ha venido genial para darme cuenta de que quizás quien necesita esas vacaciones soy yo (de hecho las tengo a la vuelta de la esquina, que ganas!!!).\r\n\r\nA veces, un pequeño detalle que tiene lugar entre la marabunta de cosas que hacemos a lo largo de nuestra semana, nos lleva a ser un poquito más conscientes de esas cosas a las que el día a día no nos permite darles valor. Por ello quiero compartir contigo, alguna de las reflexiones que he hecho estos “días sin móvil”:\r\n\r\n– He mantenido el contacto con todo el mundo, al menos con las personas que son importantes para mí a nivel personal y profesional. Hay un montón de formas de mantener el contacto con tu entorno que no son el teléfono móvil: skype, correo electrónico, redes sociales… y en la cafetería de mi amiga, que por cierto pone unos cafés con leche y hielo ¡¡riquísimos!!\r\n\r\n– He estado más concentrada en mis tareas. He optimizado mejor el tiempo de dedicación a las tareas pendientes y he podido dedicar más tiempo al 100% a mi peque, mi familia, ver la TV, leer…\r\n\r\n- He minimizado mi tendencia a mirar continuamente si he recibido alguna notificación, por lo tanto creo que he minimizado mi dependencia del móvil. Incluso ahora con mi teléfono temporal, he sido consciente de que no necesito tener determinadas Apps que antes tenía, que sólo consultaba temporalmente y por tanto puedo descargar sólo en el PC.\r\n\r\n- En mi bolso de “supermamá” también cabe mi cámara canon, y… ¡me han entrado unas ganas enormes de hacer ese curso de fotografía pendiente! Que gran diferencia de imágenes, por muchos megapixeles que tenga la cámara de mi móvil, donde esté una buena cámara de fotos, no hay punto de comparación.\r\n\r\n- He sido consciente de que “no se acaba el mundo” por contestar los mails 2 días después, y que los mensajes privados en el facebook o en linkedin pueden esperar… ¡¡viva la comunicación asincrónica!!\r\n\r\nY lo más gracioso de todo… ¡¡he sido consciente de que no tengo despertador en casa!! Así que, ha tocado establecer estrategia matutina con mi marido para gestionar la alarma de su smartphone.\r\n\r\nEn fin… ¡¡bendita tecnología… cuando le damos el uso adecuado!!

Escribe un comentario

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más Información

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

Cerrar