Educación Emocional

Luces de Navidad, sonrisas iluminadas. ¿Juegas conmigo?

¿Qué tendrán las luces de Navidad que nos tienen revolucionados?\r\n\r\nHay quien dice que una Navidad sin Santa Claus, sin Belén ni Reyes Magos o sin luces… ¡es como un pastel de cumpleaños sin velas! Y este año, da la casualidad de que tanto en mi barrio de Gijón, como en mi pueblo, El Entrego, están siendo muchas las personas que se han empeñado en que ¡¡disfrutemos de una Navidad de lo más lucida y brillante!!\r\n\r\nLa Navidad es un momento del año en el que las emociones y sentimientos nos salen a flor de piel. No sé si tendrán que ver esos spot publicitarios que nos hacen ponernos en las zapatillas del “vuelve a casa vuelve”, o del “compartir la ilusión y el premio de la lotería” pero… ¡algo ocurre! Y al final, nos invade la emoción, y tenemos una necesidad interna de ser solidarios y amables, de mandar cadenas de mensajitos por el whatsapp, de comprar regalos por doquier y de canturrear villancicos durante todo el mes de diciembre “fun, fun, fun”!!!steve_Juvertson_CC\r\n\r\nLo cierto es que la Navidad, es un buen momento para reflexionar. Muchos de nosotros miramos atrás, analizamos todo lo ocurrido durante el último año, e intentamos planificar y ver hacia donde queremos orientar nuestro camino personal y profesional en el año que va a empezar en unos días.\r\n\r\nY digo yo, ya puestos a planificar… ¿por qué no nos planteamos entre nuestros propósitos cambiar nuestras emociones? Quizás si nos pusiésemos a analizar, entenderíamos que hay muchas cosas que nos paralizan, que nos inhiben y limitan en nuestro día a día, y que nos hacen sentir e interpretar nuestra realidad desde una perspectiva que no nos repercute todo lo positivamente que debiera.\r\n\r\nEstas navidades, voy a jugar a un juego. ¿Os animáis a jugar conmigo?\r\n\r\nCada vez que vea uno de esos preciosos carteles luminosos navideños, voy a poner una sonrisa en mi cara. Voy a pararme, a escucharme en ese momento, y a escuchar a mí alrededor. Y entonces, voy a quedarme con esa energía positiva que nos trae la Navidad.\r\n\r\nPorque la Navidad es un buen momento para soltar lastres que no nos dejan avanzar, y para apuntar en un papelito, y guardar en mi “hucha de los logros” (como nos dice Olga Cañizares en sus clases) todas aquellas cosas que me van a permitir tener “crédito emocional” en el año que empieza.\r\n\r\nPorque la Navidad es un buen momento para cuidar la autoestima. Y porque no podemos tener deudas con uno mismo para poder tener el respeto de los demás, ¡juguemos a luces de navidad, sonrisas iluminadas!

Escribe un comentario

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más Información

En cumplimiento con Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.

Cerrar